Por cada minuto que empleas en el ejercicio físico ganas siete de vida

El tiempo corre inexorable para todos nosotros, y es inevitable envejecer, pero el modo en que lo haces y tu calidad de vida¬†dependen solo de ti. El reloj avanza, pero t√ļ puedes hacer que vaya m√°s despacio.

A partir de los 30 comienzan a deteriorarse varias constantes que limitan tus capacidades, como puede ser el pulso, la frecuencia cardiaca máxima. Tu corazón va perdiendo capacidad de bombear sangre y oxígeno, la sangre se va haciendo más espesa; todo ello produce que nuestra actividad aeróbica se vea limitada e incluso se reduzca, lo que lleva aparejado una ganancia significativa de peso. A partir de los 40 comenzamos a perder musculatura, lo que reduce nuestra movilidad; los reflejos se van ralentizando, empezamos a perder neuronas y la memoria empieza a perder facultades.

El panorama pinta negro, pero hay estudios publicados por prestigiosas universidades americanas que confirman que el ejercicio y la carrera pueden invertir y retrasar este proceso. Así lo afirman expertos de la universidad de Harvard y de Illinois, que argumentan que la mayoría de estos deterioros se producen porque a partir de cierta edad dejamos de hacer ejercicio, no usamos ciertas partes vitales de nuestro organismo, y esto provoca la aceleración del deterioro de muchas funciones.

Ya en el siglo XVII el doctor escocés Buchan afirmaba que nada contribuía más al envejecimiento que la falta de ejercicio. Estas investigaciones han venido a demostrar ahora que esta teoría era cierta.

El hecho de estar m√°s o menos en forma y en tu peso puede suponer una expectativa de vida de al menos 7,2 a√Īos m√°s. La universidad de Texas pidi√≥ a un cierto n√ļmero de voluntarios de 20 a√Īos¬†que durante sus vacaciones¬†solamente reposaran en la cama. Tres semanas despu√©s, encontraron que al final de este periodo¬†sus constantes se hab√≠an deteriorado hasta niveles similares a los de una persona de 40 a√Īos. Posteriormente¬†pidieron a otro grupo de voluntarios de 40 a√Īos que durante un mes¬†siguiera¬†un plan de entrenamiento y tonificaci√≥n muscular. En seguida comprobaron como sus constantes mejoraban hasta ser similares a lo de una persona diez a√Īos menor.

Actualmente existe consenso unánime a nivel científico en la recomendación de que hay que realizar un mínimo de 2,5 horas de ejercicio a la semana, para mantener un buen nivel y calidad de vida.

Estos estudios¬†concluyen tambi√©n que los beneficios no se quedan s√≥lo en una mejora del aspecto f√≠sico y un bienestar inmediato, sino que realizar ejercicio regularmente¬†alarga la vida. Profesores y m√©dicos de Harvard y del instituto Nacional de C√°ncer de USA¬†afirman que cada minuto que inviertas en hacer deporte y estar activo¬†te producir√° un retorno de hasta 7 minutos m√°s de vida. El hecho de estar m√°s o menos en forma y en tu peso¬†puede suponer una expectativa de vida de al menos 7,2 a√Īos m√°s.

La importancia de una buena calidad de vida

Investigadores de la universidad de Illinois han concluido que aquellas personas que hicieron 75 minutos de ejercicio moderado a la semana¬†aumentaron la esperanza de vida alrededor 1,8 a√Īos. Afirman que cuanto m√°s intenso es el ejercicio¬†m√°s mejoras obtienes y m√°s prolongas tu calidad de vida. Los mayores beneficios los obten√≠an aquellas personas que realizaban alrededor de 450 minutos de actividad moderada a la semana. Este grupo vio prolongar su vida una media de hasta 4,5 a√Īos m√°s que otro grupo de la misma edad que no hac√≠a ejercicio.

Estudios similares del profesor Stuart Olshansky de la Universidad de Illinois conclu√≠an que correr regularmente puede prolongar la vida √ļtil hasta 6 a√Īos.

Nunca es tarde para empezar, da igual la edad a la que decidas invertir en tu salud. Otros estudios realizados por el Colegio de Cardiología Americano demuestran que el sedentarismo es casi tan nocivo para la salud como el tabaco. Aquellas personas que permanecen sentadas más de 6 horas al día tienen una expectativa de vida de hasta un 40% menor que aquellos que no pasaban más de 3 horas es esta posición cada día.

Por ello, la sola posibilidad de vivir en mejores condiciones f√≠sicas y mentales deber√≠a motivarte para realizar ejercicio a diario. Olvida la pereza y el cl√°sico ‚Äúma√Īana empiezo‚ÄĚ. Piensa que hacer ejercicio es la mejor inversi√≥n a corto y a largo plazo que puedas hacer. ¬°Vivir√°s m√°s y mejor!

Nunca es tarde para empezar, da igual la edad a la que decidas invertir en tu salud.Siempre vas a notar los beneficios y tu organismo va a mejorar todas sus constantes, tengas la edad que tengas. Lógicamente cuanto antes empieces y más ejercicio hagas, mejor.

Se puede concluir, por tanto, que el ejercicio es lo m√°s parecido que existe a beber de la fuente de la eterna juventud.

Comentarios

Related posts

Dejar un Comentario