La dosis ideal para el sexo

La dosis ideal para el sexo

De entre todas las bebidas alcoh√≥licas se considera el vino tinto como uno de los mejores afrodis√≠acos para el amor, pero si te pasas un poco, el alcohol puede volverse letal para tu deseo sexual (no eres el √ļnico que se ha pasado de la raya y luego ha tenido una mala experiencia entre las s√°banas). ¬ŅQuieres saber cu√°l es la dosis ideal para el amor? Presta atenci√≥n a todo lo que te comentamos en las siguientes l√≠neas.

Tras tomar el primer sorbo, empieza a desarrollarse el efecto inicial del alcohol, uno de los mejores “lubricantes sociales” del mundo. Nos sentimos m√°s sueltos, abiertos y mucho m√°s relajados. El alcohol nos aporta el valor del que tanto se habla, y es as√≠ como muchos de nosotros tenemos m√°s √©xito cuando conocemos a alguien en un bar que en cualquier otro lugar. En este estado inicial, nos sentimos m√°s seguros a la hora de arriesgarnos, lo que incluye tambi√©n hablar con la persona atractiva que deseamos.

La mayor√≠a de las personas afirma que el momento de mayor placer es cuando nos hemos tomado una o dos bebidas. En este nivel, el alcohol estimula los receptores del cerebro y la sensaci√≥n de mareo, n√°useas e incluso depresi√≥n, que pueden darse al pasarnos con el alcohol, no anulan ese ligero zumbido y esa sensaci√≥n de calor. Es tambi√©n en este ligero nivel de ingesta de alcohol en el que actuamos de la mejor manera (beber y conducir no son las √ļnicas cosas que deber√≠as evitar cuando en una borrachera).

Y a pesar de que todo el alcohol en moderación ayuda un poco cuando entramos en el terreno del placer y deseo sexual, ninguna bebida tiene más beneficios que el vino tinto, tanto para hombres como mujeres.

En el caso de las mujeres, el vino tinto hace m√°s pronunciado el deseo sexual que otras bebidas, al menos seg√ļn un grupo de investigadores italianos que descubrieron que los componentes del vino mejoran los niveles de deseo sexual en las mujeres. Tambi√©n revelaron que el vino tinto incrementaba espec√≠ficamente el flujo sangu√≠neo a las zonas er√≥genas femeninas, lo que llevaba a un incremento del deseo sexual.

Comentarios

Related posts

Dejar un Comentario