Ejercicio fisico a los cuarenta….Como entrenar

Ejercicio fisico a los cuarenta….Como entrenar

Y Nunca es tarde para comenzar a realizar ejercicio. Incluso en las personas de la tercera edad podemos apreciar cambios significativos cuando comienzan a realizar un plan de entrenamiento. No obstante, para que eso sea posible, lo principal es tener fuerza de voluntad, así como adaptar y aplicar los ejercicios según nuestra edad y aguante…

Mediante una investigacion se explica que “las personas siempre han tenido costumbres sedentarias: se han movido poco en la juventud, por lo que cuanto más van creciendo, más le va a costar moverse. El problema viene que a partir de los 40 años es más fácil coger peso y más difícil quitárselo de encima, sumado a que también se instauran enfermedades crónicas como la obesidad o las cardiovasculares, y las personas en vez de hacer ejercicios utilizan fármacos contra ellas”….

Además, Téllez hace referencia a una cosa muy importante, y es que hay que tener muy claro que el cuerpo del hombre y el de la mujer no son iguales a la hora de hacer ejercicio físico. “El hombre tendrá mucha más facilidad de acumular grasa en la zona de la cintura y abdomen, y la mujer en sus caderas y piernas. En ambos casos la pérdida de masa muscular sarcopenia se convierte en una contrarreloj inevitable, lo que hace que la pérdida de grasa acumulada sea un reto complejo, ya que mantener un buen tono muscular ayudará a quemar calorías más fácilmente. A todos estos inconvenientes le sumamos una ralentización del metabolismo y en la mayoría de los casos, una gran carga de responsabilidades como el trabajo, los hijos, los gastos, la falta de tiempo para entrenar, etc.”, comenta. Las mujeres además, tienen otro hándicap, y son los niveles de estrógeno durante la pre y la menopausia, lo que causa una sensibilidad de insulina.

Qué ejercicios son los mejores

Las actividades físicas siempre dependerán del punto de partida en que comience a entrenar cada persona, es decir, no hará los mismos ejercicios una mujer de 40 años con dos hijos y lesiones en la espalda, que una sin hijos ni lesiones, o un hombre con enfermedades cardiovasculares, que otro sin ellas.

Aún así, ambos especialistas coinciden en que lo importante es hacer ejercicio y tener una adherencia a él. “Es recomendable practicar 60 minutos de actividad física al día como mínimo. Muchas veces es mejor hacerlo en grupo, ya que así la persona está más motivada y se anima más a hacerlo que si está solo. Aunque lo más importante es practicar el deporte que a cada uno más le guste, con el que disfrute y no sienta que es una obligación. La actividad física tiene que ser un estilo de vida”, aclara Lucía.

Andar, correr nadar, montar en bicicleta, etc. son algunos de los ejercicios que recomiendan los especialistas. Ahora bien, si la persona quiere hacer algo más técnico o algo especializado, ambos aconsejan que siempre pidan ayuda a un profesional para evitar futuras lesiones o problemas en el organismo.

Lesiones asociadas

Conocer cómo se comporta el cuerpo ante la respuesta de un esfuerzo es una ardua tarea, pero en la mayoría de los casos, cuando sobrepasamos los límites, la primera señal de alarma que utiliza nuestro organismo es el dolor. “Este no debe estar presente en nuestros entrenamientos: el cuerpo tiene esta forma de avisarnos cuando empieza a haber problemas”, afirma Téllez. Si esto ocurre, normalmente lo primero que suele aparecer es una inflamación en la zona afectada, que si no se cura correctamente podría pasar a una lesión crónica.

 

Comentarios

Related posts

Dejar un Comentario