Consejos de nutricion para hombres…

Consejos de nutricion para hombres…

Y ¿Sabes cuál es la mejor forma de demostrar a tu padre lo mucho que lo quieres? Ayudarle a cuidarse y vigilar que su salud sea la adecuada. Sobre todo si tu padre ha entrado ya en la tercera edad o pertenece a algún grupo de riesgo (por factores como la vida sedentaria, el colesterol o malos hábitos como el tabaco), es importante que mantenga unos hábitos de vida saludables y que acuda a revisiones periódicas con su médico de cabecera para comprobar que esté todo en orden.

En el Equipo de Buenmercadoacasa nos gusta velar por la salud de nuestros padres y ayudarte a que lo hagas también con la del tuyo. Por eso, hoy te traemos cinco consejos nutricionales pensados especialmente para hombres. Porque os queremos, papás.

  1. Lleva un plan de alimentación adecuado: llevar una alimentación adecuada a la edad, el tipo de actividad que desarrollamos cada día y nuestras necesidades nutricionales específicas es fundamental para estar sano. Pensando en tu padre, recuerda que una dieta saludable debe incluir alimentos de todos los grupos, en las cantidades recomendadas por la OMS según la edad (y adaptadas a las especificaciones de salud de cada uno). Los hombres, por regla general, tienden a consumir más carne y menos verduras y pescado, así que procura que la proporción sea la correcta. No te olvides de que las frutas y verduras y los cereales integrales aportan fibra, vitaminas y minerales esenciales para un corazón sano, así como para mantener el peso correcto. Además, el licopeno (presente, por ejemplo, en el tomate) es beneficioso para la próstata.

  2. Controla la cantidad de las porciones y adáptala a tu ritmo de vida y necesidades nutricionales reales: según los estudios, uno de los principales problemas nutricionales que presentan los hombres, sobre todo si han tenido costumbre de realizar actividad física intensa o han tenido trabajos de mucho desgaste físico, es la falta de regulación en cuanto a la cantidad de comida que ingieren al día. Básicamente, su problema es que comen más de lo necesario para su ritmo de vida y necesidades nutricionales, especialmente a partir de los cincuenta años en adelante. Si quieres que tu padre se mantenga sano muchos años, vigila tanto lo que come como el tamaño de sus raciones y procura que sea el adecuado. Y si el padre eres tú, toma buena nota de este consejo.
Comentarios

Related posts

Dejar un Comentario